domingo, 25 de diciembre de 2011

Machotes Fútbol Club: José Antonio Salguero García

Antes:          Después 


Hoy, 25 de Diciembre, en un día tan especial, estrenamos sección y estrenamos personaje. Nuestra sección se llama "Machotes F.C", y trata de los jugadores que en los "70, 80 y 90" pasaron por el Málaga siguiendo modas de la época, como el bigote, las medias bajadas, etc, haciendo además una especie de flashback de cómo era antes y como era despues de adoptar (o intentar adoptar) esa "virilidad", para que ustedes mismos comprueben los cambios. Y hoy vamos a hablar de un defensor conocido para la mayoría de los lectores. Es el llamado José Antonio Salguero García (Fuente de Piedra, Málaga, 25 de Enero de 1960).

Este defensor se crió en la cantera del CD Málaga hasta debutar con el primer equipo a los 19 años, en la temporada 1978/79. Esa temporada el club logró el ascenso a primera, haciendo Salguero una aportación de 340 minutos en 5 partidos. Para la temporada siguiente, "El pelado" Viberti le hace un hueco en la plantilla titular del equipo, sentando en el banquillo a José Brescia, titular en la zaga hasta ese momento, y del que tambien se hablará en esta sección debido a la barba que se dejó en sus últimos años como malaguista. Pues sus 18 partidos y su gol aquella temporada le valieron para fichar por el Real Madrid Castilla a sus 20 años, un Real Madrid Castilla que la temporada anterior había sido subcampeón de Copa frente a su primer equipo. Pues Salguero tuvo una óptima adaptación al filial del club capitalino por excelencia. Jugó 37 partidos e hizo un gol, pero aún así el club quedó décimoprimero. Un cambio de entrenador, llegó Santisteban, y el Castilla empezó a mejorar, en parte por la llegada de los primeros miembros de la Quinta del Buitre y de lo que sería la plantilla de ese Real Madrid de aquella época tan gloriosa plaga de títulos (1984-90) al que sólo le faltó la Champions League.

Pero un 11 de Abril de 1982 la vida cambió para Salguero. Todo llegó con la jornada 32, en la que se declaró una huelga en el fútbol español. Aún así se decidió que los partidos se jugaran con los jugadores del filial (y en el partido del Real Madrid Castilla jugaron los del filial anterior, y jugando como delantero centro titular, un jugador rubito muy bueno que se llamaba Emilio Butragueño). Pues entre los del Castilla, Salguero fue seleccionado para disputar la jornada contra el Castellón, pero para demostrar por que lo habian fichado para el filial, en el minuto 86 marcó el 0-2 para los madrileños. A partir de ese momento, todo cambió para este malagueño. Subió al primer equipo y empezó a ser usado asiduamente por el míster Alfredo Di Stéfano, jugando 14 encuentros y marcando 2 goles, y el premio de jugar 35 minutos (prórroga incluída) en la final de la Recopa ante el Aberdeen escocés, que se saldó con una dolorosa derrota en la ya mencionada prórroga. Los años restantes estuvieron plagados de éxitos como ya dije antes, con mas o menos apariciones de Salguero, que aún tenía libre el hueco entre la nariz y la boca. En 1987 ficha por el Sevilla, cuyo entrenador sí le pudo instruir bien sobre esa costumbre del bigote. Se recolocó como lateral derecho, dejando la "centralita" para Serna y para De la Fuente (otro que le enseñó de bigotes). Jugó todos los partidos logrando oootro gol, para no perder la costumbre, y quedando décimo en la tabla. Para la temporada siguiente el Sevilla reforzó su portería con un gran portero ruso relacionado con un foso, y no es que fuera enterrador, es que era Rinat Dasaev. Ese año el equipo quedó noveno. La verdad es que, o muy fotogénico no era, o es que volvieron a cagarla los de Colecciones Este, ya que en un cromo suyo de su etapa sevillista sale en una posición un tanto extraña para atrapar un balón. Después se fue dejando una capa de pelusilla que un año después daría paso a un intento fallido de melena, quizás intentando emular a su compañero de la zaga Diego para acabar, tras su fichaje por el Mérida, en un ridículo bigotillo que más que bigote parece una prolongación de los pelos de la nariz. Y entonces, en 1995 y tras el ascenso del Mérida a primera, Salguero puso el punto y final a su carrera deportiva, lo que no sabemos es si lo hizo con bigote o sin él.

Y ya con todo dicho:

¡Feliz Navidad, queridos lectores!

5 comentarios:

  1. Un mítico Salguero!

    En el cromo que comentas se nota que viste con la equipación del Madrid y le han pintado muy a lo "edicioneseste style" el escudo del Sevilla (En el Sevilla nunca llevó bigote, que yo recuerde)

    ¡Feliz navidad!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. cuando lleva bigote es en el Mérida.

      Eliminar
  2. ¿Y esta foto de Salguero con ese ridículo bigotillo pasado de moda es lo más machote que has encontrado en el Málaga? Sois unas mariconas

    ResponderEliminar
  3. Perdona que te diga, pero ése es el argumento de la entrada: son gente que intentaron pasar por machotes pero lo hicieron con mas pena que gloria. Y antes de hablar, preguntate a ver si dentro de tu cabeza hay algo.

    ResponderEliminar
  4. José Antonio Salguero ha sido uno de esos caballeros del fútbol. Un jugador que siempre lo dió todo en los equipos por los que pasó. Salguero ha tenido el honor de formar parte de una de las míticas plantillas del Real Madrid de mediados de los ochenta.

    ResponderEliminar